Belvaspata es una metodología de sanación que accede a las partículas de consciencia (aquello que está detrás de las partículas sub-atómicas ilusorias) mediante luz y materia, (recibida por Almine) debido a los cambios en las leyes cósmicas de la física (2006). Como Gran Maestro de Belvaspata, utilizo más de 15 sub-modalidades dependiendo de cada caso en particular. Es importante entender que su aplicación es sumamente vasta, trascendiendo las limitaciones de la mente superficial.

Se facilita la disolución de los bloqueos en las Cámaras de Sonido del ADN que impiden la expresión auténtica del ser a todo nivel. Estos bloqueos tienen su origen en la acumulación de sistemas de creencias, adoctrinamiento, visiones del mundo, condicionamiento social, traumas, karma ancestral, programación, relaciones parasíticas, implantes, sellos, y un largo etcétera. Esto genera ilusión y distorsión que se acumulan a través del espacio y tiempo durante los ciclos incarnacionales, una situación que nos pone en desventaja para poder navegar las aguas en la fisicalidad, pues nos pone en un estado de confusión con respecto a la dinámica entre nosotros mismos, nuestro entorno y nuestra conexión con la fuente.

Estos bloqueos son el verdadero origen de cualquier enfermedad, envejecimiento, degeneración celular en el cuerpo físico, cualquier condición mental, emocional y espiritual. Esto incluye también la oposición en el entorno, problemas de adicciones, de relaciones interpersonales, estancamiento, desordenes psicológicos, problemas conductuales, traumas, etc. Cuando no estamos alineados en nuestra expresión con nuestra autenticidad, cualquier desbalance energético se genera, dando paso a densidad y oposición en nuestra experiencia de vida.

Estas obstrucciones tienen un impacto directo en cómo se expresan los cuatro vehículos que usa nuestra consciencia (cuerpo físico, alma, espíritu masculino, espíritu femenino), los cuerpos etéreos (astral, mental, emocional, espiritual, mental-espiritual, etc.), en la apertura/emisión/recepción del sistema de 24 chakras, el flujo sin obstrucción de los 12 meridianos extraordinarios (pulmón, corazón, tiroides, riñones, etc.), los 8 meridianos extraordinarios (se puede acceder a ellos cuando los 12 ordinarios están abiertos), la expresión de las 13 articulaciones, los 20 Sistemas Primarios (linfático, cardiovascular, nervioso central, digestivo, etc.), las 24 Emociones Puras, el balance de los 5 + 1 Elementos (agua, fuego, tierra, aire, aether + plasma), los 8 Sentidos Externos (gusto, oído, visión, etc.), los 1440 Sentidos Internos (interpretan intención divina canalizada al sistema nervioso), etc.

Belvaspata revela la perfección subyacente del ser, promoviendo la creación de una plataforma de expresión auténtica más elevada/refinada desde la cual el paciente puede operar, dejando atrás lo obsoleto para abrirse a una nueva forma de experimentar su realidad. Mediante estas sesiones, se facilita la reconexión con uno mismo, re-estableciendo la integridad del ser, promoviendo la evolución de la conciencia, cambiando nuestra perspectiva y por ende las emociones ligadas a ella. Esto logra un cambio en nuestras actitudes frente a la vida, dando paso a la sanación. El poder eliminar ilusión y distorsión de la realidad del paciente libera una cantidad de energía inimaginable, la cuál estaba siendo utilizada para mantener las configuraciones energéticas anteriores, ahora ya obsoletas. Esto hace posible que el paciente tenga más energía a disposición para utilizarla de una manera más productiva e inspiradora, evolucionando su consciencia.

Existen casos extraordinarios en los que el paciente es un tercero, pues no está habilitado para poder recibir la sesión de manera convencional por razones diversas. Se coordina todo con una persona de confianza. Inclusive, hay casos en los que el paciente no tiene conocimiento acerca de la oportunidad que se le está ofreciendo para poder trascender su condición actual. Es recomendable agendar una Consulta para poder coordinar estos casos especiales.

En cualquiera de los casos los detalles se enviarán vía E-mail (material de impresión en PDF y link para descargar el material de audio). Es recomendable tener descargada la aplicación Telegram o Zoom (para poder realizar la videollamada), así como la aplicación Box.com. En la videollamada aclaro todas las dudas con respecto a cómo trabajar con el material enviado. La idea es que la experiencia sea lo más cómoda, relajante y fluida posible. Siempre habrá tiempo para hacer una retro-alimentación de información pre y post la terapia para integrar lo trascendido durante la sesión y recomendar cuál serían los pasos a seguir.

A todos los pacientes nuevos los incluiré en el Protocolo de Mantenimiento de BVP por 60 días consecutivos, comenzando desde la primera sesión. De esta manera podré apoyarlos en su proceso de sanación con mayor eficacia.

Para más información, agenda una Consulta.